Las empresas que quieren llegar a México como resultado de la relocalización de empresas, mejor conocido como nearshoring, no se ven frenadas por los problemas de seguridad que atraviesan algunos estados del país, señala Eduardo García Lecuona, director general de Intercam.

Hoy en día hay cerca de 2 mil empresas de China que tienen interés de arrancar operaciones en el país, mientras que de Corea el número asciende a 300.

Respecto a la situación económica, considera que los mexicanos nos hemos acostumbrado a vivir con los actuales niveles de inflación, mientras el siguiente gobierno deberá ver la forma de obtener más recursos, pues el espacio fiscal, actualmente es limitado.

–¿Cómo luce 2024 en materia económica y bancaria?

–En la parte económica, el tema sigue siendo la inflación y su manejo, hemos llegado a una capacidad de convivencia con algo que nos ponía muy nerviosos, pero ahorita ya no.

“Específicamente en México tenemos un tipo de cambio bajo por muchos factores: las remesas en niveles históricos, el turismo crece, los vuelos están en sus niveles máximos, los exportadores, aunque ingresan menos pesos siguen vendiendo muchísimo, entonces hay mucho flujo de dinero que mantiene fuerte el peso.

“El ruido para este año es político, con las elecciones en México y Estados Unidos hay mucha sensibilidad o ruido en los dos países, pero sólo será eso, en la parte económica no habrá un impacto real.

Hay que poner atención a lo que pasará el siguiente año, las cuentas fiscales de México no estarán tan fáciles como al inicio del sexenio, ya se usaron todos los excedentes de recursos, entonces el próximo secretario de Hacienda tendrá que trabajar más para cuadrar el balance del gobierno.

–¿Qué tanto puede limitar el crecimiento este limitado espacio fiscal?

–La cuenta no la sabe nadie, pero es una realidad que el dinero no es infinito y ya se usaron los recursos de los programas de austeridad y de los ahorros del gobierno; ahora no se sabe de dónde más puede sacar dinero el gobierno, la única solución parece una reforma tributaria; quien sabe si la nueva presidenta tendrá que tomar acciones fiscales para realizar un balance de las cuentas públicas.

–¿El país está aprovechando la oportunidad del nearshoring?

–En Querétaro, Aguascalientes, San Luis Potosí y León es una locura lo que está pasando, sí se ve el fenómeno de nuevas inversiones, hay empleo pleno.

“Sí están llegando las inversiones, por ejemplo, el embajador de Corea nos contó que hay 300 empresas nuevas en proceso de arribar a México, además hay más de 2 mil empresas chinas que quieren instalarse en México, y eso sin contar las que no son nuevas, es decir, las que están ampliando su planta productiva en el país.

Sí es una realidad, los estudios indican que los espacios industriales están llenos en Tijuana, Guadalajara y León. Sí hay inversión, quizá no es multimillonaria como la de Tesla, pero son inversiones en toda la República.

–¿Esta saturación en algunas regiones abre espacio para que más estados aprovechen el nearshoring?

–En distintos estados los gobernadores aprovechan la oportunidad, algunos más que otros, el líder de promoción estatal es Nuevo León, sin duda, pero si llegas como empresa extranjera a ese estado no hay bodegas o personal, y se van a Saltillo o Torreón, en Coahuila, por ejemplo. Hay gobiernos locales que están haciendo mejor el trabajo de atraer las inversiones y eso va en dos sentidos: dar incentivos y apoyar a los empresarios locales para tener la infraestructura.

–¿Los problemas de seguridad frenan las inversiones?

–Al conversar con algunos empresarios extranjeros les hago esa pregunta, y lo que responden es: preferimos que no haya inseguridad, pero operamos en 30 países en el mundo y hay otros en donde las cosas están peor; ellos viven con eso.

Ojalá sea un tema que la siguiente presidenta resuelva pronto, porque no es lo ideal tener reservas por si te roban, pero los beneficios en México hacen que estos costos se puedan asumir.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.