Taipéi. El taiwanés TSMC, el mayor fabricante de chips por contrato del mundo, declaró el martes que construirá una segunda planta japonesa que entrará en funcionamiento a finales de 2027, lo que elevará la inversión total en su empresa japonesa a más de 20 mil millones de dólares con el apoyo del gobierno de Tokio.

Taiwan Semiconductor Manufacturing anunció en 2021 planes para construir una planta de chips de siete mil millones de dólares en Kumamoto, en la región meridional japonesa de Kyushu.

TSMC dijo el mes pasado que la primera fábrica japonesa abriría en febrero con producción en volumen en el cuarto trimestre, y que la compañía también estaba explorando la construcción de una segunda fábrica en el país.

En un comunicado, TSMC señaló que su unidad de propiedad mayoritaria Japan Advanced Semiconductor Manufacturing, con sede en Kumamoto, edificará una segunda planta de fabricación en respuesta a la creciente demanda de los clientes.

La segunda fábrica comenzará a construirse a finales de este año y, con ambas, se espera que tenga una capacidad mensual total de más de 100 mil obleas de 12 pulgadas para aplicaciones de automoción, industriales, de consumo y de computación de alto rendimiento, según TSMC.

El plan de capacidad podrá ajustarse aún más en función de la demanda de los clientes, añadió.

TSMC, uno de los principales proveedores de empresas como Apple y Nvidia, posee una participación de 86.5 por ciento en la empresa japonesa; Sony Group, 6 por ciento; el fabricante de piezas de automóviles Denso, 5.5 por ciento y el fabricante de automóviles Toyota, 2 por ciento.

La expansión de TSMC en Kyushu es fundamental para los esfuerzos del gobierno japonés por reconstruir la posición del país como centro líder de fabricación de chips y garantizar el suministro estable de chips en medio de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.