Madrid. El Real Madrid rescató el empate 2-2 con el Valencia en la liga española gracias a un doblete de Vinicius Júnior, en un duelo que terminó con reclamos al darse por finalizado justo cuando Jude Bellingham anotó el tanto que parecía ser el de la victoria.

A lo largo del partido hubo muchos momentos que desde las gradas chiflaron al brasileño y le llamaban tonto; el brasileño en cada uno de sus goles hizo la seña del puño en alto hacia los asistentes para celebrar.

El brasileño se echó al hombro a los merengues en su vuelta a Mestalla después de que en mayo pasado fue objeto de insultos racistas, que denunció airadamente, en un partido que terminó con una derrota merengue y con él expulsado durante la compensación.

Los minutos finales fueron de polémica cuando el árbitro Gil Manzano señaló un penal a favor del Valencia, que desde el VAR le pidieron revisar para que cambiara su decisión. Posteriormente en la última acción del partido pitó el final del partido justo en el momento que Brahim sacó un centro que terminaría en las redes con el cabezazo de Jude Bellingham.

Los reclamos merengues provocaron la expulsión del inglés , quien volvía a este juego luego de haberse perdido dos jornadas por un esguince de tobillo.

No hay mucho que decir, creo que ha pasado algo inédito porque después del rechace hemos tenido la posesión y la jugada tendría que parar cuando el Valencia entraba en la posesión del balón”, dijo el técnico madridista Carlo Ancelotti, estratega merengue. “Es algo inédito. Nunca me había pasado”.

 

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.