Nueva York. El constructor aeronáutico estadunidense Boeing, afectado por problemas de calidad que lo han obligado a disminuir su ritmo de producción desde enero pasado, entregó 44 aviones en junio, su mejor mes desde principios del año.

Según los datos publicados el martes en su página web, el grupo entregó 35 aviones de la familia 737 -su nave insignia-, incluidos 34 ejemplares del 737 MAX y un 737 para el programa de aviones militares P-8, destinado principalmente a la Armada de Estados Unidos para patrullaje y propósitos múltiples.

Además, el grupo despachó cinco aviones cargueros 777, tres 787 Dreamliner y un 767 que será adaptado como avión cisterna KC-46 por su rama de Defensa, Espacio y Seguridad (DSS).

Se trata de la mayor distribución mensual de los 777 desde septiembre de 2019.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.