Fitch Ratings recortó de BBB+ a BBB la calificación de la deuda global de Grupo Televisa y la perspectiva es negativa, debido a la disminución de ingresos y de la capacidad operativa de la televisora más grande de México para generar ganancias a lo largo de 2023, causada por una mayor competencia.

“La perspectiva negativa (…) incorpora las expectativas de Fitch de que la empresa continuará enfrentando una competencia fuerte que podría comprimir los flujos de efectivo durante 2024”, explicó la firma de riesgo.

En parte, la baja responde al supuesto de que los ingresos totales disminuyeron cerca de 1.4 por ciento en 2023 debido a la disminución de unidades generadoras de ingreso en los segmentos Cable y Sky; y de un decremento mayor en los ingresos consolidados de 7.4 por ciento en 2024, debido a la escisión del segmento de Otros Negocios.

La situación de Televisa se explica porque su base de suscriptores disminuyó y afectó sus ingresos y rentabilidad en 2023. El margen EBITDA —indicador que refleja la rentabilidad de una empresa— correspondiente a los últimos 12 meses terminados en septiembre de 2023 se redujo hasta 32.8 por ciento, consignó Fitch.

La calificadora estima que el apalancamiento de la empresa aumentará, aún con la escisión de Otros Negocios, que incluye el equipo de fútbol América, el estadio Azteca, las operaciones de juego y la publicación y distribución de revistas.

Si bien, “Televisa planea crear una entidad controladora nueva que cotizará en la bolsa mexicana (Ollamani). Fitch no espera reducción de la deuda debido a esta operación”, acotó la firma de riesgo.

Sin embargo, la calificación BBB, aún en grado de inversión, se sustenta en que Televisa sigue siendo el proveedor principal de televisión de paga y el segundo en banda ancha fija en México, al comparar por número de suscriptores, acotó Fitch.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.