La pelea por el campeonato entre los Jefes de Kansas City y los 49ers de San Francisco no sólo estará en el césped del estadio Allegiant en Las Vegas, Nevada, sino también será notorio en las pantallas de televisión con una ola de comerciales que tendrán un costo sin precedente, mientras los bares, restaurantes o los cines del mundo se disputarán a los consumidores ávidos de disfrutar las mejores jugadas en un ambiente festivo.

El negocio del Supertazón resulta tan lucrativo para las empresas, que este año en México hay un evento patrocinado por un banco, cuyas entradas cuestan 499 pesos para adultos y 249 pesos para menores de entre 6 y 17 años.

Algunas estimaciones realizadas por firmas de análisis estadunidenses prevén que el impacto económico que tendrá del certamen deportivo en la ciudad de Las Vegas será de mil millones de dólares solamente el domingo, mientras el evento en las empresas estadunidenses dejará alrededor de 36 mil millones de dólares, 2 mil millones más que lo que generó en 2023.

Para ponerlo en contexto, las cifras, traducidas a pesos con un tipo de cambio estimado en 17.50 unidades por dólar, en la ciudad del pecado el domingo 11 de febrero el juego generará 17 mil 500 millones de pesos, y en todas las empresas estadunidenses será de 630 mil millones de pesos.

Un espot cuesta 7 millones de dólares por 30 segundos

Los comerciales que se transmiten durante el juego, antes y después del medio tiempo o al terminar el partido suelen ser grandes producciones, incluso el astro argentino del futbol Lionel Messi tendrá una aparición este año en un espacio patrocinado por una marca de cerveza.

CBC, la cadena de Estados Unidos que se encargará de llevar a las pantallas el juego más esperado del año para los fanáticos del americano, fijó el costo por un espot en televisión de 30 segundos en 7 millones de dólares (122 millones 500 mil pesos).

No es la primera vez que los 49ers y los Jefes de Kansas se enfrentan en el gran juego del domingo. La ocasión anterior fue en febrero de 2020. En ese entonces, el precio por un comercial de 30 segundos al aire en Fox (empresa que transmitió el partido) fue de 5.6 millones de dólares; es decir, en cuatro años, la factura para las firmas que deseen anunciarse ha subido 25 por ciento, pero, en opiniones de expertos, siempre resulta rentable si se toma en cuenta que el partido será visto por más de 120 millones de personas en el mundo, y todos los comerciales de evento estrella de la NFL pasan a formar parte de la historia global de la publicidad.

De acuerdo con el Global Tourism Reporter, esta edición 58 del Supertazón tendrá las tarifas hoteleras más altas, pues el precio promedio de las habitaciones de hotel ronda 573 dólares por noche.

Las estadísticas del sector turístico en Estados Unidos advierten el arribo de 330 mil visitantes de todas partes del mundo con reservación en cuartos de hotel en Las Vegas, lo que implicará un ingreso para las cadenas de hospedaje de 504 millones de dólares, monto superior comparado con la derrama económica por el mismo concepto alrededor del Gran Premio de la Fórmula 1, el año pasado, que fue de 390 millones de dólares.

Somos mercado de hueso colorado

Este Supertazón no será ajeno para México. La NFL estima que en nuestro país hay casi 50 millones de fanáticos del deporte de origen estadunidense, y, de ese total, un tercio son seguidores de hueso colorado. De acuerdo con la consultora de mercados NIQ, se espera que 50 por ciento de los seguidores de este deporte acudan a algún establecimiento a ver el partido, ya sean bares, restaurantes, cafeterías y hasta hoteles.

A su vez, 59 por ciento planean asistir a los locales a ver el partido. De ellos, 41 por ciento lo harán con su pareja, 24 por ciento con sus compañeros de trabajo, 19 por ciento serán familias con niños, 10 por ciento son familias sin menores y sólo 5 por ciento lo verá sin acompañante.

Según NIQ, 56 por ciento de los fanáticos que asistan a algún establecimiento llegarán antes del juego.

Para disfrutar del encuentro, siete de cada 10 espectadores dicen que tomarán cerveza, mientras 53 por ciento tienen considerado realizar una apuesta en alguna plataforma durante el partido.

Un ejemplo de los nuevos eventos de consumo en torno a este deporte es el Super Bowl Experience México 2024, organizado por la NFL, en el cual esperan recibir al menos a 5 mil aficionados en las instalaciones de Campo Marte en la Ciudad de México, donde habrá juegos, amenidades, venta de artículos oficiales, así como alimentos y bebidas.

Kelce-Swift, el amor vende

El amor, como una puesta en escena, estará presente y tiene precio, pues el romance entre el jugador de Kansas Travis Kelce y la cantante estadunidense Taylor Swift ha generado un alto beneficio económico para la NFL y el equipo del ala cerrada.

Apex Marketing Group, consultora de publicidad y marca, estimó que la relación entre ambos personajes ha generado a la NFL y a los Jefes 331.5 millones de dólares.

No es por nada que, a lo largo de los partidos de Kansas City, equipo comandado por Patrick Mahomes, el mariscal que cuenta con el contrato más lucrativo en la historia de este deporte, las cámaras enfoquen la reacción de la artista cada vez que Kelce realiza una jugada o hace un touchdown.

El impacto que han tenido los Jefes en México en los años recientes también es notorio, pues para los partidos finales, la representación del equipo en nuestro país organizó para sus seguidores eventos en la capital y Monterrey.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.