Bogotá. El gobierno del presidente Gustavo Petro anunció hoy la puesta en marcha de un “plan de choque” para ejecutar el acuerdo de paz firmado en 2016 entre el Estado y las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

A sólo dos días de la reunión que el jefe de Estado sostendrá con el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, en la que presentará un balance negativo de la implementación del acuerdo, que -según él- fue ignorado por los gobiernos de Juan Manuel Santos (2014-2018) e Iván Duque (2018-2022), el canciller Luis Gilberto Murillo dijo en rueda de prensa que Colombia pedirá al Consejo de Seguridad una prórroga de entre cinco y ocho años para finalizar la ejecución de lo pactado en La Habana, Cuba, luego de cinco años de negociaciones.

Según Murillo, “hay que hacer cambios estructurales para romper las barreras a las que se ha enfrentado el pacto”, cuya implementación en los temas centrales muestra un pobrísimo desempeño.

El jefe de Estado ha atribuido a falta de voluntad política y a las trabas que impone la institucionalidad vigente, el retraso en distribución de tierras (de 3 millones de hectáreas acordadas solo se han entregado 350 mil), el apoyo a la sustitución de cultivos de uso ilícito y el estado de zozobra e inseguridad que viven la mayoría de los ex guerrilleros que entregaron sus armas. En los ochos años que han pasado desde la suscripción de los acuerdos, han sido asesinados 406 firmantes, de ellos nueve mujeres, según cifras de la misión de Naciones Unidas en Colombia.

Más de dos ex combatientes muertos al mes.

Y aunque algunas voces cercanas le solicitaron a Petro que desestime su viaje a Nueva York, pues allí tendrá que explicar el por qué de la baja ejecución de la paz en los dos años de su gobierno, el Presidente insiste en denunciar ante la ONU la oposición feroz que ha tenido la paz entre las élites políticas y económicas del país.

Antes de emprender su periplo a Nueva York, donde inaugurará en el edificio de Naciones Unidas una escultura hecha con armas de las extintas Farc y se reunirá con el Secretario General, Antonio Guterres, Petro sostuvo este lunes un largo encuentro con la dirección del partido Comunes, creado por la guerrilla tras la entrega de armas.

El congresista de Comunes Julián Gallo comentó a La Jornada que percibieron “a un presidente totalmente comprometido con sacar adelante lo que más se pueda de lo acordado en 2016” y agregó que compartieron con el jefe de Estado la idea de que alrededor de la paz se puede dar el esquivo acuerdo nacional que Petro viene tejiendo con diversas fuerzas políticas y sociales.

Cuestionado por La Jornada sobre cuáles cree Comunes que deben ser las prioridades en ejecución de lo pactado, Gallo puso en primer lugar la necesidad de que el Estado garantice la vida de todos los firmantes de paz. “Una segunda prioridad sería la ejecución a fondo de la reforma agraria acordada en La Habana y en tercer lugar pondría el tema de darle a los campesinos cultivadores de coca verdaderas alternativas para sustituir la hoja por cultivos lícitos que dejen buena productividad”.

Fuentes de Comunes confirmaron que el primer mandatario presentará su informe ante el Consejo de Seguridad acompañado por al menos un integrante del partido, pero no precisaron de quién se trata. La reunión con el máximo organismo de la ONU será el próximo jueves 11 de julio.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.