Ciudad de México. La inflación de Estados Unidos de marzo se aceleró más de lo que esperaba el consenso del mercado. Ahora, los inversionistas ven con temor que se aleje la posibilidad de bajas en las tasas de interés pronto y, con riesgo, de no ver ningún descenso este 2024.

Estados Unidos registró una inflación de 3.5 por ciento interanual en marzo, reveló esta mañana la Oficina de Estadísticas Laborales. La variación estuvo por arriba de 3.4 por ciento que esperaba el consenso, y por encima de 3.2 por ciento de febrero.

En tanto, la inflación mensual al consumidor se ubicó en 0.4 por ciento durante marzo, por encima de la proyección de 0.3 por ciento, pero en línea con la lectura de febrero.

Con ello, la inflación al consumidor demuestra que está siendo difícil descender de 3.0 por ciento y pone en duda el abaratamiento del crédito en Estados Unidos este año.

El índice de la vivienda y el de la gasolina contribuyeron a más de la mitad del aumento mensual del índice de todos los artículos. El índice de energía subió 1.1 por ciento en el mes y el de los alimentos, 0.1 por ciento. En tasa interanual, los alimentos subieron 2.2 por ciento y la energía 2.1 por ciento, pero los aumentos en precios se han estancado en los servicios, según datos oficiales.

La inflación subyacente no ha cumplido con el freno esperado, y repite en 3.8 por ciento, una décima por encima de lo previsto.

Reacción de mercados

Ante este panorama, los intereses de la deuda se disparan de nuevo, ya que la rentabilidad exigida al bono estadunidense a 10 años se adentra en máximos anuales al escalar hasta 4.50 por ciento.

El dólar, medido a través de su índice DXY, que mide su comportamiento frente a una canasta de seis monedas internacionales, se aprecia 0.87 por ciento, a 104.825 unidades.

La fortaleza del peso mexicano durante la semana se trunca, pues en la apertura de mercados americanos se deprecia 0.54 por ciento, a 16.4708 unidades por dólar, luego de alcanzar niveles de 16.33 unidades en sesiones previas.

Y es que si la Reserva Federal (Fed) no baja tasas pronto o este año y el Banco de México sí, el diferencial de tasas entre ambas economías disminuiría, pero aún se tienen que estudiar el análisis de ambas autoridades monetarias en las próximas sesiones.

Los operadores del mercado de petróleo digieren novedades como el incremento en las reservas semanales de crudo en Estados Unidos, por lo que ayuda a atenuar las presiones procedentes del ámbito geopolítico, con el conflicto de Medio Oriente como principal foco de preocupación.

El barril del Brent cotiza con un aumento de 0.31 por ciento, a 89.72 dólares, por debajo de la barrera de los 90 dólares, frente a los 85.36 dólares con los que cotiza el barril tipo West Texas, de referencia en Estados Unidos.

Wall Street abre a la baja, desalentada por la perspectiva de que el descenso del precio del dinero no sea tan pronto como los inversionistas de renta variable quisieran.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.