Ciudad de México. Dado que el índice de precios de los gastos de consumo personal (PCE), uno de los indicadores de inflación más vigilados por la Reserva Federal (Fed), se moderó en línea con lo esperado, los mercados financieros mantienen la calma en la última sesión de febrero.

En la apertura de la última jornada de febrero, el peso mexicano se aprecia 0.12 por ciento para operar en alrededor de 17.0680 unidades por dólar; los analistas están asimilando el índice de precios de gasto de consumo personal de Estados Unidos para tomar sus decisiones sobre tasas de interés y que estuvieron en línea con lo esperado.

Asimismo, la tasa de desempleo en México se ubicó en enero en 2.85 por ciento con cifras originales, su nivel más alto en cuatro meses. Aunque, la tasa desestacionalizada alcanzó 2.76 por ciento.

Por su parte, el deflactor PCE de enero se ubicó en 2.4 por ciento, desde 2.6 por ciento previo; mientras que el subyacente bajó una décima a 2.8 por ciento. Este reporte no modifica las perspectivas sobre el proceso inflacionario de Estados Unidos y ayuda a consolidar las apuestas de que no habría recortes de tasas de interés sino hasta el verano. Estas cifras evitan al menos sobresaltos en la anhelada senda de ‘desinflación’ que descuenta el mercado.

Las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo subieron en 13 mil a 215 mil, nivel por arriba de las 210 mil pronosticadas. Aun así, continúan reflejando una fortaleza del mercado laboral estadunidense.

Así, el repliegue en la cotización del dólar frente a una canasta de seis monedas internacionales se traduce en una depreciación de 0.18 por ciento, a 103.719 unidades.

Además, los líderes del Congreso de Estados Unidos llegaron a un acuerdo sobre algunos de los proyectos de ley que financian al gobierno federal, así como una medida provisional que extendería el financiamiento del gobierno y evitaría un cierre antes de la fecha límite del viernes.

En el precio del petróleo, denominado en dólares, por su parte, los inversionistas vigilan las tensiones inflacionarias procedentes del mercado del petróleo. El barril de Brent se frena de nuevo en zona de máximos anuales, al cotizar en 82.14 dólares. El precio del barril tipo West Texas, de referencia en EU, ronda los 78.84 dólares.

Los inversionistas de renta variable siguen sin levantarse con grandes novedades procedentes del mercado de renta fija. Los intereses de la deuda se consolidan en zona de máximos anuales, con la rentabilidad del bono estadunidense a 10 años al borde otra vez de 4.30 por ciento.

Wall Street arranca positivo. Las mayores presiones alcistas, nuevamente, se centran en el mercado de criptomonedas. El Bitcoin acelera otra vez su rally hasta rondar los 63 mil dólares, a un paso ya de sus récords históricos de noviembre de 2021.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.