Ginebra. La Organización Mundial del Comercio (OMC) proyectó una recuperación del intercambio de mercancías este año, pero advirtió que los conflictos regionales, las tensiones geopolíticas y la incertidumbre acerca de la política económica podrían enturbiar esta perspectiva.

Según las previsiones anuales de la OMC, el volumen del comercio mundial de bienes aumentará 2.6 por ciento en 2024, frente a una proyección de 3.3 por ciento realizada en octubre, y 3.3 por ciento en 2025.

Estos datos suponen una mejora significativa respecto a la inesperada caída de 1.2 por ciento sufrida en 2023, después que la OMC pronosticara un ligero aumento de 0.8 por ciento.

Estamos avanzando hacia la recuperación del comercio mundial, gracias a la resiliencia de las cadenas de suministro y al sólido marco multilateral de comercio”, declaró la directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweala.

Sin embargo, “es imperativo que mitiguemos riesgos como los conflictos geopolíticos y la fragmentación del comercio, para mantener el crecimiento económico y la estabilidad”, advirtió.

El informe también prevé que el crecimiento del producto interno bruto (PIB) mundial se mantendrá prácticamente estable en los dos próximos años, con 2.6 por ciento en 2024 y 2.7 por ciento en 2025.

Tensiones e incertidumbre

Los elevados precios de la energía y la inflación pesaron considerablemente sobre la demanda de productos manufacturados en 2023, dando lugar a la disminución de 1.2 por ciento.

La revisión a la baja se debe principalmente a los resultados de Europa, peores de lo previsto”, declaró a AFP el economista jefe de la OMC, Ralph Ossa.

No obstante, la organización afirmó que la evolución del comercio en el sector de los servicios fue mucho más alentadora el año pasado, con un crecimiento de 9 por ciento.

La OMC no ofrece previsiones específicas en materia de servicios, pero aseguró que espera un mayor crecimiento este año, relacionado especialmente con el aumento del turismo y el transporte de pasajeros en torno a los próximos Juegos Olímpicos de París y los campeonatos europeos de fútbol.

También indicó que las presiones inflacionarias que pesaron sobre el comercio el año pasado deberían disminuir en 2024, lo que impulsará el consumo de productos manufacturados.

Sin embargo, el informe advierte de que “las tensiones geopolíticas y la incertidumbre política podrían limitar el alcance de la recuperación del comercio”.

El documento señala, por ejemplo, la crisis en el mar Rojo y las perturbaciones del Canal de Suez vinculadas a la guerra en Gaza.

Por otra parte, la OMC observó una creciente “fragmentación” del comercio.

Ossa destacó el comercio bilateral entre Estados Unidos y China, que alcanzó un nivel récord en 2022 y sin embargo registró en 2023 un crecimiento de 30 por ciento inferior al de ambos países con el resto del mundo.

 

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.