El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no hay ningún riesgo de crisis en materia económica y la inflación ya está bajando, lo cual preocupaba porque le pega a la economía popular, a los pobres.

Durante la conferencia matutina en Palacio Nacional, se refirió a que quedó demostrado que era una gran mentira que si se aumentaba el salario mínimo, se elevaría la inflación, y por eso no subía en las pasadas administraciones.

Aseguró que en lo político no hay ninguna fuerza política que busque desestabilizar al país, porque además hay suficiente unidad en el pueblo. “No existe la polarización, que se da cuando la mitad está a favor y la otra en contra. La mayoría de los mexicanos quiere que siga el progreso con justicia y la paz, no veo desestabilización en lo político, insultos sí”.

Destacó que la inversión pública ha crecido, ya que “cuando llegamos era de 500 mil millones de pesos, el año pasado fue de un billón de pesos, el doble, toda la politiquería no tiene efectividad”.

Mencionó que el lunes fue a Salina Cruz, Oaxaca, a inaugurar un rompeolas de mil 600 metros de longitud en el mar, una obra que significó una inversión de 6 mil millones de pesos, y con ella ese puerto se convierte en el de más calado en América Latina.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.