Monterrey consiguió su boleto a la semifinal de la Concachampions con una victoria que quedará registrada entre los mejores episodios de su historia al superar 3-1 (5-2) al Inter de Miami de Lionel Messi, uno de los mejores jugadores en todos los tiempos del futbol.

La escuadra regiomontana se convirtió en el primer equipo mexicano en vencer a Messi. Ahora, Rayados, ya clasificado al Mundial de Clubes, enfrentará al Columbus por el pase a la final de la Concachampions.

Recuperado de una lesión, Messi salió como titular con un mensaje: pelearía por el triunfo. Sin embargo, el guion del partido fue muy distinto a lo esperado.

Con todo el cartel de estrellas que tenía el Inter de Miami con Messi, Luis Suárez y Jordi Alba, no hubo una conexión mágica de antaño en la cancha. En contraste, el Monterrey leyó rápido la estrategia del rival para controlar el partido con facilidad y en poco tiempo contar el primer gol.

Una desatención vital del guardameta Drake Callender abrió la puerta para los locales. El arquero cometió un fuerte error en una salida al entregar el balón a Brandon Vázquez (31), quien a complacencia disparo a quemarropa directo a las redes.

Para ese momento, la desesperación ya alcanzaba al Inter y aunque Messi tuvo un par de disparos de peligro, pero le faltó la precisión que lo llevaron a la gloria hace años.

Ya con el juego a su favor, los Rayados cerraron con un German Berterame (58 y 64) que se convirtió en protagonista. El ariete regiomontano firmó primero un golazo con un riflazo desde la media luna y apenas unos minutos después repitió la dosis con un remate de cabeza frente un arco descubierto.

La derrota fue aún más dolorosa para el Inter al perder a Jordi Alba, quien salió expulsado al 78 por segunda amonestación. Ya en el tamo final, Messi colaboró con una asistencia para que Diego Gómez (86) anotará el tanto de la honra a favor del conjunto de Miami.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.