Milwaukee. Los inmigrantes y todo lo que cruza la frontera abierta con México son la fuente de todo mal en Estados Unidos, fue el mensaje en el segundo día de la Convención Nacional Republicana y es lo que resalta uno de los ejes principales de la campaña electoral del candidato –y poeta– Donald Trump.

La arena estalló con la famosa consigna de Construyan el muro en intermedios entre oradores que enfatizaron la aparente gran vulnerabilidad existencial de este superpoder en su frontera sureña y el gran peligro que representan quienes la cruzan.

El senador Ted Cruz, de Texas, declaró ante la convención: “estamos enfrentando una invasión en nuestra frontera sureña… 11.5 millones han cruzado ilegalmente nuestra frontera”, dando a entender, falsamente, que ingresaron durante la presidencia de Joe Biden. Cruz ofreció historias de las víctimas de criminales inmigrantes indocumentados, repitiendo que “cada día nos están asesinando, violando e impulsando la esclavitud sexual… Todos los malditos días”.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, repitió ese tipo de acusaciones y las consecuencias de fronteras abiertas que dejan ingresar a millones de inmigrantes.

“Si llegaste de manera ilegal bajo Joe Biden, serás regresado bajo el presidente Trump”, declaró Jim Banks, candidato ultraderechista al Senado por Indiana.

 

Cuatro de cada cinco votantes estadunidenses sienten que Estados Unidos está saliéndose de control después del intento de asesinato del expresidente Trump, según un sondeo de Reuters-Ipsos. Infografía Graphic News

“Millones de extranjeros ilegales cruzan nuestras fronteras; ellos ondean banderas de Hamas en nuestras universidades”, acusó el candidato al Senado por Virginia, provocando una respuesta del público coreando USA, USA, como Hung Kao, hijo de refugiados de Vietnam.

Brick Man, quien se viste con un traje con imágenes de ladrillos para promover la construcción del muro fronterizo de Trump, daba vueltas dentro de la convención, ofreciendo entrevistas.

El desfile de oradores –ex precandidatos a la vicepresidencia, candidatos a puestos legislativos y figuras reconocidas del partido– compitieron por ofrecer un mensaje combinando de qué tan mal está el país invadido por migrantes criminales y drogas mexicanas con un mensaje de que la última esperanza es el retorno del casi mártir para rescatar al país.

Biden, títere de la izquierda

De vez en cuando, el guion varió del enfoque sobre migrantes a otras amenazas, como el socialismo. El presidente de la Cámara Baja, Mike Johnson, declaró ante la convención que la izquierda está buscando imponer una utopía marxista socialista en Estados Unidos, y que Trump nunca permitirá tal cosa. DeSantis acusó que Biden es sólo un títere de la izquierda e insinuó que Bernie Sanders es el titiritero.

Johnson insistió en que los republicanos somos el partido de ley y orden, aparentemente decidiendo ignorar que el candidato presidencial de ese partido es hoy día un criminal convicto.

Trump y su compañero de fórmula para la vicepresidencia, J. D. Vance (derecha), durante el segundo día de la Convención Nacional Republicana. Foto Afp

Y mientras denunciaban la falta de ley y orden y acusaban a los migrantes de ser criminales, los republicanos ofrecieron el podio a delincuentes que participaron en el intento de golpe de Estado impulsado por Trump en enero de 2021 e invitaron a su convención a otros que han sido acusados criminalmente de fraude, conspiración y de fabricar documentos falsos, entre otros delitos.

De hecho, ayer la primera sesión de esta convención fue iniciada con el juramento de lealtad a Estados Unidos encabezada por Debbie Krauldis, quien participó en el mitin que culminó en el asalto al Capitolio, reportó el Washington Post.

Una y otra vez, los oradores afirmaron que todos los males, del ingreso de migrantes, el crimen, las drogas cesarán, mágicamente al parecer, el día que Trump sea electo presidente.

Trump, por segunda noche, entró al ritmo de la canción YMCA (un himno gay de los 70), a la arena para sentarse en el palco VIP y absorber las olas de elogios y tributos con una sonrisa de monarca.

Pero también los republicanos buscan más votos con este espectáculo, y este martes lograron ofrecer la imagen de unidad partidaria con la presencia de la ex precandidata presidencial republicana Nikki Haley, que ensalzó al candidato. Declaró que uno no tiene que estar de acuerdo con Trump 100 por ciento del tiempo para votar por él. Yo no lo estoy, y subrayó que tenemos un país que salvar votando por Trump.

Otro ex contrincante republicano y que ahora buscaba ser nombrado su vicepresidente, el senador por Florida Marco Rubio, repitió los temas de la noche, restablecer la seguridad en casa y en el extranjero y hacer “América grande otra vez”. Por cierto, todos los principales líderes republicanos han llegado aquí para someterse al reino de Trump con la excepción de uno: su ex vicepresidente Mike Pence, cuyo ahorcamiento fue exigido por los fanáticos desatados por el entonces presidente para descarrilar la elección, ya que el vicepresidente rechazó la orden para interrumpir el proceso constitucional.

El presidente Biden, cada vez más aislado durante la mayor crisis política de su presidencia, está en un punto muerto histórico con su partido – abriendo una amplia brecha en los sondeos de opinión Biden-Trump. Infografía Graphic News

Tal vez el orador más elocuente fue un bulldog, que sólo miró al público sin ofrecer ninguna desinformación ni atacó a ningún inmigrante. Subió al podio al lado de su amo, el gobernador de West Virginia, Jim Justice, político que ha enfrentado múltiples multas y cargos criminales por corrupción (no se atrevió a culpar a un mexicano de sus problemas legales).

El poeta

En los diferentes stands por toda la zona del Foro Fiserv, la arena donde se realiza la convención y los centros de convenciones a su alrededor, se vende todo tipo de productos de propaganda trumpista, pero hay uno que sorprendió: con una manta que decía Poesía Trump y el poeta más grande de nuestra generación, y promoviendo que sea declarado poeta laureado de Estados Unidos, se vendía un libro que incluye todos los tuits y mensajes del ex presidente, elogiando cuán lírico es su mensaje.

Los demócratas

Más allá de la Disneylandia trumpista realizada dentro de la fortaleza en el centro de Milwaukee y transmitida al país, la campaña de su contrincante y presidente de Estados Unidos, Joe Biden, continuaba navegando en una crisis interna de confianza mientras intentaba contrarrestar el espectáculo republicano. De hecho, el equipo de campaña envió a representantes a Milwaukee para responder y refutar los ataques republicanos y para insistir en que Biden permanecerá como el candidato demócrata a la presidencia.

Pero la crisis de confianza dentro del Partido Demócrata en torno a su candidato aún no ha sido superada. Hasta la fecha, por lo menos 19 legisladores federales demócratas han llamado a que Biden ceda la candidatura a otra persona, y no cesa el debate interno sobre si el presidente debe o no abandonar su esfuerzo de relección.

Las encuestas siguen mostrando un empate técnico a escala nacional, pero con Trump con una ventaja en varios estados claves que ganó Biden hace cuatro años.

 

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.