En estas vacaciones de Semana Santa, los mexicanos se enfrentan a una mayor carestía derivada del repunte de la inflación en marzo, dado que una familia de cinco integrantes puede gastarse desde 500 pesos en una salida al parque, o hasta 19 mil 605 pesos en una visita a una playa cercana a la Ciudad de México, señaló la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec).

Nos acercamos a tiempos de alto consumo que arrancan con el periodo vacacional de Semana Santa, donde más de 24 millones de estudiantes de educación básica entran a receso y no van a la escuela. Este hecho calienta la economía familiar. Tener a los hijos en casa todo el día eleva el gasto, se consume más energía eléctrica, agua, gas, internet y alimentos, dijo Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Anpec.

Explicó que de acuerdo con un estudio que realizó el organismo, el reto de los padres en esta temporada es escoger el que más convenga a sus intereses y posibilidades.

El organismo privado enfatizó en que algunos padres optan por inscribir a sus hijos en algún campamento en el que, en horario similar al de la escuela, realizan actividades de arte y manualidades, experimentos, cocina, inglés y más, cuyo precio va desde mil 500 pesos a los 2 mil 800 pesos por una semana por niño.

Destacó que otras actividades recreativas en la ciudad incluyen salir al cine, lo que implica un costo estimado de mil 238 pesos por las entradas, palomitas, refrescos y pasajes. Ir al parque puede suponer un gasto de 500 pesos, considerando llevar sándwiches y refrescos, más el traslado. En tanto, continuó, una vuelta al centro comercial para comer en el restaurante de comida rápida con helado incluido, más el pasaje, saldrá en 879 pesos, aproximadamente.

Otra opción, señaló, es ir a un parque acuático; considerando entradas, comidas y transporte, hay que estimar un gasto de 2 mil 975 pesos.

En tanto, salir de vacaciones un fin de semana, tomando en cuenta cuatro días y tres noches, alimentos y el traslado en autobús, la playa de Acapulco implica un gasto aproximado de 15 mil 660 pesos y la playa de Tuxpan 13 mil 984; otros destinos como San Miguel de Allende y Zacatecas significan un gasto estimado de 15 mil y 19 mil 605 pesos, respectivamente.

No mostramos terquedad al insistir en nuestra narrativa sobre el peso negativo del fenómeno inflacionario en la vida de la mayoría nacional. La inflación no es un tema coyuntural ni pasajero, se ha convertido en un asunto estructural de largo aliento y para todo fin práctico será nuestra compañera de viaje en nuestro destino, por lo que desde esa condición se le debe valorar con mayor cuidado”, concluyó el representante del sector.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.