Washington. El mercado laboral de Estados Unidos superó las expectativas en enero con la generación de más de 350 mil empleos a pesar de las altas tasas de interés. La mayor economía del mundo creó 353 mil puestos de trabajo el mes pasado, el doble de lo esperado por los analistas, que anticipaban 175 mil puestos nuevos, según el consenso de Briefing.com.

La tasa de desempleo se mantuvo en 3.7 por ciento, informó el Departamento de Trabajo, agregó que los datos de diciembre fueron revisados al alza para mostrar 333 mil empleos en lugar de 216 mil informados previamente.

En tanto, los salarios registraron el mayor aumento en casi dos años, al incrementarse más de lo previsto, 0.6 por ciento respecto al mes anterior. Comparado con el mismo periodo del año pasado, el salario medio por hora creció 4.5 por ciento.

La resiliencia del mercado de trabajo puede ser positiva para el presidente Joe Biden de cara a la campaña electoral en la que buscará un segundo mandato.

“Es una excelente noticia para las familias trabajadoras que los salarios, la riqueza y los empleos estén en niveles más altos que antes de la pandemia. No dejaré de luchar para reducir los costos”, dijo Biden en un comunicado.

Los servicios profesionales y de negocios fueron las áreas donde más se crearon empleos, junto con la salud y el comercio minorista, mientras que en la minería, así como la industria de extracción de petróleo y gas, los puestos disminuyeron, mostraron las cifras oficiales.

El último año, la solidez del mercado laboral ayudó a mantener el gasto de los consumidores y el crecimiento, incluso con el alto costo de los préstamos. El buen comienzo en este año apunta a que el mercado laboral seguirá impulsando la economía.

Operadores descartan que las tasas empiecen a bajar en marzo

El crecimiento salarial anual está muy por encima del promedio anterior a la pandemia y del intervalo de entre 3.0 y 3.5 por ciento que la mayoría de los responsables de política monetaria consideran coherente con el objetivo de inflación de 2 por ciento del banco central estadunidense, lo que respalda la opinión de que marzo es probablemente demasiado pronto para que la Reserva Federal empiece a recortar las tasas de interés.

La Reserva Federal mantuvo el miércoles sin cambios las tasas de interés, pero su presidente, Jerome Powell, ofreció un amplio respaldo a la fortaleza de la economía, afirmando que los tipos habían tocado techo y que bajarían en los próximos meses. Sin embargo, aclaró que los recortes no comenzarán hasta que haya una “mayor confianza” en que la inflación se encamina de forma “sostenible” hacia su objetivo de largo plazo de 2 por ciento anual.

Entre marzo de 2022 y julio de 2023, la Fed subió 11 veces sus tasas con el objetivo de encarecer el crédito, lo cual frena el consumo y la inversión, ello a fin de mitigar las presiones inflacionarias.

Detrás de los números positivos hay sin embargo “indicadores preocupantes de debilidad”, señaló Julia Pollak, economista-jefe de ZipRecruiter.

“El promedio de horas semanales de trabajo cayó a su nivel más bajo desde la recesión de la pandemia”, afirmó en un comunicado. Las horas semanales disminuyeron a 34.1, un mínimo desde 2010, sin contar el periodo pandémico.

“Cuando la demanda de los consumidores disminuye, las compañías normalmente recortan horas de los trabajadores antes de recortar su plantilla. La lectura al día de hoy de las horas de trabajo enciende una señal de alerta para la economía de que podrían avecinarse recortes de empleos”, señaló.

Por otro lado, la confianza de los consumidores estadunidenses en la economía de su país alcanzó en enero su nivel más alto desde julio de 2021, gracias a una mejora de la perspectiva sobre la inflación, reveló la encuesta de la Universidad de Michigan, divulgada también este viernes.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.