Mánchester. El vigente campeón Manchester City se clasificó este sábado para la final de la FA Cup tras vencer al Chelsea (1-0), superando así la resaca de su reciente eliminación en los cuartos de final de la Champions ante el Real Madrid.

El portugués Bernardo Silva marcó en el 84 el único gol de un igualado partido disputado en el estadio londinense de Wembley, que alberga las dos semifinales y la final del torneo de clubes más antiguo.

Tras este triunfo, el City aspira a revalidar el título de la FA Cup y firmar un doblete esta temporada imponiéndose también en la Liga Premier, que disputa con Arsenal y Liverpool.

El conjunto de Pep Guardiola podría verse las caras en la final de la FA Cup con el Manchester United, su eterno rival, que jugará la otra semifinal el domingo ante el modesto Coventry, de la segunda división inglesa.

Será la final 13 en la FA Cup en la historia de los Citizens.

El City afrontó el encuentro con la baja del noruego Erling Haaland, su máximo goleador, por unas molestias físicas. Lo sustituyó en el once el argentino Julián Álvarez.

“Estoy increíblemente feliz de jugar las semifinales de la FA Cup. Me encantó jugar los cuartos de final de la Champions, pero resulta inaceptable que nos hicieran jugar hoy (sábado)”, se quejó tras la victoria de su equipo el entrenador español, quien lamentó la acumulación de partidos en el calendario.

“Solo quiero proteger a mis jugadores. Lo hago por mis jugadores”, añadió en declaraciones a los medios.

Como si acusaran el cansancio de los intensos 120 minutos del partido del miércoles ante el Madrid, que se resolvió en los penaltis, los de Guardiola sufrieron en la primera parte.

Los Blues, entrenados por el argentino Mauricio Pochettino, estuvieron cerca de abrir el marcador, pero el senegalés Nicolas Jackson y Cole Palmer no aprovecharon dos claras ocasiones, en el 30 y el 38 respectivamente.

Palmer, de 21 años y que se formó en las categorías inferiores del City, fue un constante incordio para su rival, aunque le faltó terminar las jugadas.

La redención de Bernardo Silva

Después del paso por los vestuarios, el encuentro siguió una dinámica parecida con el City controlando la posesión, pero el Chelsea generando peligro al contrataque.

Los de Pochettino pidieron dos penaltis por acciones polémicas dentro del área, con unas manos y un empujón dentro del área de Kyle Walker a Jackson, pero el colegiado Michael Oliver no las sancionó.

Guardiola acertó dando entrada al belga Jérémy Doku por Jack Grealish y su equipo acentuó el cerco sobre el área del Chelsea con el paso de los minutos.

El habilidoso extremo puso a prueba al portero serbio Dorde Petrovic en el 69 y participó en la jugada del único gol del encuentro.

Los Citizens rompieron finalmente la igualdad en el marcador tras un peligroso centro por la izquierda de Kevin de Bruyne, mal despejado por Petrovic y Silva lo aprovechó.

Con ese gol, el talentoso mediapunta portugués se rehízo después de su penalti fallado el miércoles ante el Real Madrid.

La de este sábado representa la primera derrota del Chelsea desde que a finales de febrero perdió la final de la Copa de la Liga (1-0 en la prórroga) ante el Liverpool.

Tras una temporada muy irregular, los de Pochettino solo pueden clasificarse para competiciones europeas a través de la Liga Premier, donde ocupan actualmente la posición nueve.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.