SpaceX está siendo investigada por una agencia de derechos civiles de California por acusaciones de que el fabricante de cohetes y satélites y su CEO, Elon Musk, no han abordado la discriminación y el acoso sexual rampantes contra las empleadas.

El Departamento de Derechos Civiles de California notificó a SpaceX de las reclamaciones en enero, varios meses después de que un grupo de ingenieros presentaran quejas alegando que fueron despedidos por criticar a la empresa y Musk en una carta a los ejecutivos, dijo el martes su abogada Laurie Burgess.

Esos mismos trabajadores son el centro de un caso que la Junta Nacional de Relaciones Laborales de Estados Unidos (NLRB) ha presentado contra SpaceX, acusando a la empresa de violar la ley federal del trabajo al despedirlos.

La empresa ha negado haber actuado mal y, a su vez, ha demandado a la agencia tratando de bloquear el avance de su demanda, alegando que los miembros de la junta de la NLRB y los jueces internos no fueron debidamente nombrados en virtud de la Constitución.

Reuters accedió a seis de las demandas de California.

En ellas, las ingenieras afirman que SpaceX suele dejar de lado a las mujeres para puestos de trabajo y ascensos en favor de los hombres, paga a las trabajadoras menos que a los hombres que realizan tareas comparables, tolera comentarios sexuales y otros tipos de acoso, y toma represalias contra las ingenieras y otras trabajadoras por quejarse.

“SpaceX tolera, aprueba y permite un ambiente de trabajo que es hostil para las empleadas y para los empleados de todos los géneros que se oponen a la discriminación y el acoso”, dijeron los trabajadores en las quejas.

SpaceX no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios. La agencia californiana, que tiene prohibido por ley estatal referirse investigaciones pendientes, no respondió a un pedido de comentarios.

“SpaceX insiste en que nada es más importante que su misión de llegar a Marte. Nuestros clientes compartían esa visión, pero fueron despedidos por atreverse a exigir que SpaceX cumpliera con los derechos civiles básicos mientras lo hacía”, dijo Burgess.

En su carta de 2022, los ingenieros calificaban a Musk de “distracción y una vergüenza”, y criticaban su respuesta a las acusaciones de acoso sexual por parte de una azafata. La carta también destacó una serie de publicaciones en redes sociales que Musk había hecho desde 2020, muchas de las cuales eran sexualmente sugerentes. (Reporte de Daniel Wiessner en Albany, Nueva York. Editado en español por Javier Leira)

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.