La aplicación de viajes compartidos inDrive se asoció con la firma de tecnología financiera R2 para otorgar préstamos a sus conductores en México, dijo la compañía el martes, en un intento por brindar servicios financieros en una nación donde el acceso al crédito puede ser engorroso.

La aplicación también se ha asociado con Mastercard y las fintech locales Giro y Galileo para proporcionar tarjetas de crédito a los choferes, comenzando en la ciudad industrial norteña Monterrey.

“Imagínese si todo su sustento gira en torno a un coche o una motocicleta, e imagine si se estropea”, dijo a Reuters el presidente del grupo, Mark Loughran, antes del anuncio. “Imagínese que arreglarlo le costará 150 dólares. ¿Pero qué pasa si no puede arreglarlo?”

En México, grandes sectores de la población siguen sin estar bancarizados y aquellos que pueden abrir cuentas bancarias a menudo tienen dificultades para acceder al crédito formal a través de préstamos o tarjetas de crédito, y los historiales crediticios pueden ser escasos.

Loughran detalló que el préstamo promedio a los conductores ascenderá a alrededor de 300 dólares, con tasas de interés cercanas al estándar general del país, que en promedio para los préstamos personales se acercan a 46 por ciento, según un informe de principios de mes del banco central.

Se trata de la primera incursión de inDrive –que ya está disponible en cerca de medio centenar de países– en servicios financieros. El ejecutivo señaló a Brasil, Colombia, Egipto, Pakistán y Kazajistán como objetivos potenciales para ofrecer servicios similares en el futuro.

En México, Brasil y Colombia, inDrive también está considerando el lanzamiento de un servicio de entrega de última milla de empresa a empresa, agregó.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.