Saint Ouen. Las llaves de la villa de los deportistas de París-2024 se entregaron oficialmente a los organizadores de los Juegos Olímpicos en la visita que el presidente Emmanuel Macron realizó este jueves.

La villa de 52 hectáreas, situada al norte de París, acogerá a unos 14 mil 500 atletas y su personal antes de dar la bienvenida a 9 mil para los Juegos Paralímpicos.

Tras los Juegos Olímpicos, la villa se transformará en un barrio ecológico que beneficiará a 6 mil residentes y contará con dos escuelas, un hotel, un parque público, tiendas y oficinas, además de zonas ajardinadas para peatones y vehículos no motorizados.

“Después de los Juegos, se convertirá en un verdadero barrio para los habitantes de Saint Denis”, declaró Macron.

“Es una obra maestra de lo que puede hacer la industria francesa de la construcción”, dijo Nicolas Ferrand, director general de SOLIDEO, la empresa encargada de las infraestructuras olímpicas.

Ferrand entregó una llave simbólica de la villa al presidente de París 2024, Tony Estanguet, con lo que concluye oficialmente un periplo de siete años desde que se concedió a París la organización de los Juegos.

“Estamos, estoy, orgullosos del trabajo que habéis hecho, dentro del presupuesto y a tiempo”, dijo Macron a los trabajadores en el lugar. “Nuestros atletas podrán vivir los Juegos en las mejores condiciones y ustedes han contribuido a cambiar la vida de los habitantes de la zona. Forman parte de una aventura que marcará nuestro siglo”.

Macron saludó a Francia como una “nación de constructores”, añadiendo que “lo que se ha hecho a tiempo y dentro del presupuesto mientras finalizamos la reconstrucción de Notre-Dame es nada menos que notable”.

Está previsto que Notre-Dame vuelva a abrir sus puertas al público y a los servicios religiosos el 8 de diciembre de este año, después de haber sido renovada tras el incendio que la asoló en 2019.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.