San Francisco. El fabricante de microchips Nvidia –estrella en ascenso de Wall Street impulsada por la inteligencia artificial–, tuvo una facturación de 22 mil millones de dólares en el trimestre móvil noviembre-enero, lo que equivale a 265 por ciento más que en igual periodo del ejercicio pasado.

La cifra es ampliamente superior a lo esperado por el mercado y por la propia empresa. La ganancia neta alcanzó los 12 mil 300 millones de dólares, es decir, 769 por ciento más que en igual trimestre del ejercicio anterior.

En un año, el grupo con sede en Santa Clara (California), facturó casi 61 mil millones de dólares y multiplicó por seis su ganancia, a casi 30 mil millones de dólares, reportó en su comunicado de resultados publicado este miércoles tras el cierre de la bolsa de Nueva York.

En las transacciones electrónicas fuera de hora en Wall Street, las acciones de Nvidia se disparaban más de diez por ciento.

De tarjetas para videojuegos a chips para AI

Desconocida para el gran público hace un año, la empresa estadunidense fabrica tarjetas gráficas, procesadores que inicialmente fueron concebidos para las necesidades de los videojuegos.

Estos componentes se volvieron indispensables para los desarrolladores de modelos de inteligencia artificial (IA) generativa, como OpenAI, Meta o Google, ya que ofrecen la potencia de cálculo necesaria para gestionar cantidades masivas de datos.

Estas tarjetas gráficas de Nvidia alimentan los servidores de centros de tratamiento de datos, un sector que se convirtió en el principal cliente del grupo, con una facturación trimestral que se cuadruplicó en un año a 18 mil 400 millones de dólares.

“La nueva generación de la informática y la IA generativa son un punto de inflexión. La demanda explota en el mundo entero, de parte de empresas, industrias y naciones”, declaró Jensen Huang, fundador y presidente de Nvidia citado en el comunicado.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.