Dusseldorf. Kylian Mbappé acabó sangrando en la nariz tras llevarse un fuerte golpe en el rostro y tuvo que ser sustituido en el tramo final de la victoria 1-0 que Francia cosechó este lunes ante Austria en su debut en la Eurocopa.

El astro francés chocó cabezas con el austriaco Kevin Danso y acabó tirado en el césped con evidentes muestras de dolor. El arquero austriaco Patrick Pentz se apuró a pedir atención médica.

Con su camiseta ensangrentada, Mbappé recibió primeros auxilios por el incidente. El delantero quiso seguir jugando, pero volvió a desplomarse y se llevó la mano al rostro, provocando la rechifla de los hinchas de Austria. El árbitro lo amonestó y fue reemplazado por Olivier Giroud.

En un friccionado y parejo partido por el Grupo D en Duesseldorf, el autogol de Maximilian Wober antes del descanso le dio la victoria a Francia. La acción fue provocada por Mbappé, quien desbordó por la derecha y colgó un centro que el zaguero desvió de cabeza a su propia red.

El técnico Didier Deschamps obtuvo su victoria número 100 como técnico de la selección francesa.

 

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.