Por segunda ocasión, el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Energía (Sener) declaró la utilidad pública de la planta de hidrógeno que se encuentra dentro de la refinería de Tula, Hidalgo, que pertenece a Petróleos Mexicanos (Pemex).

En un decreto emitido en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la dependencia federal indicó que se declaró de utilidad pública —que no es igual una expropiación—, a favor de la petrolera estatal, lo que ocurre a poco más de un mes que la administración federal ordenó la ocupación temporal (https://shorturl.at/erEJT).

El nuevo decreto reitera que el Estado tiene a su cargo el desarrollo nacional, el cual debe fortalecer la soberanía nacional, mediante el fomento del crecimiento económico y una distribución justa del ingreso y la riqueza.

En el documento se recordó que en 1992 fue necesaria la construcción de la planta de hidrógeno U-3400 debido a la demanda de hidrógeno por la modernización de los procesos que fueron agregados a la refinería Miguel Hidalgo y Costilla, en Tula, Hidalgo.

No obstante, debido a la situación financiera de la empresa estatal y los cambios hechos por la reforma energética impulsada en la administración de Enrique Peña Nieto, la planta fue “enajenada onerosamente” a Air Liquide México. La planta fue vendida por por 52 millones 700 mil dólares y estableció un contrato para que la firma francesa suministrara hidrógeno por 20 años.

La Sener indicó que México no tiene autonomía de suministro de hidrógeno porque hay dependencia de un tercero y la Planta U-3400 es la única fuente de suministro de hidrógeno para el proceso de la refinería de Tula, “lo que pone en riesgo la producción principal de gasolinas y diésel, por no contar con el insumo que permita ser utilizado en el proceso productivo que se realiza en las instalaciones de la refinería”.

Ante ello, dijo que Pemex Transformación Industrial (Pemex TRI) debe recuperar la actividad desarrollada en dicha planta y así obtener la materia prima que sustente el proceso de otras plantas para la generación de combustibles limpios.

Esto dijo será un “beneficio colectivo como la generación de productos para el desarrollo económico del país”.

“Es necesario que el Estado garantice el suministro de hidrógeno en beneficio de la colectividad, para obtener seguridad energética; es decir, la actividad continua e ininterrumpida de refinación de petróleo en el país; y así recuperar su soberanía energética”, destacó.

Tras reiterar que la recuperación de la planta de hidrógeno mejorará los márgenes de refinación de Pemex TRI y contribuirá a la soberanía energética nacional, la Sener indicó que Air Liquide tiene un plazo de 15 días hábiles a partir de la notificación o de la segunda publicación en el DOF para manifestar ante la Unidad de Asuntos Jurídicos de la dependencia lo que le convenga a su derecho e interés y presente pruebas.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.