Acapulco, Gro. Seis años después de su primer enfrentamiento ante Stefanos Tsitsipas, Alex de Miñaur logró finalmente sacudirse el yugo del tenista griego y de paso, mantener intacta su corona en el Abierto Mexicano de Tenis.

En un partido con el público dividido, el australiano salió avante y celebró su primer triunfo en once enfrentamientos con el número 12 del mundo.

“Un resultado así tenia ante suceder en Acapulco, un lugar que me trae tantos buenos recuerdos y en el que me siento arropado. Estoy feliz de estar en semifinales y voy a dar todo para alcanzar la final mañana. Por el tipo de tenis que estoy jugando creo que puedo conseguirlo”, dijo un emocionado De Miñaur, quien venció con parciales de 1-6, 6-3 y 6-3.

Hace once años que un campeón del torneo no llegaba a semifinales en su siguiente participación, desde que David Ferrer lo consiguiera en 2013.

“No sabía ese dato pero eso me hace valorar más está victoria, principalmente porque fue un partido difícil, hacia viento y tuve que luchar mucho. El primer set fue muy malo para mí pero después me sentí mucho mejor en la cancha”.

Stefanos y Alex volvieron a coincidir en una cancha casi un año después de su último enfrentamiento precisamente en el torneo de Los Cabos.

El primer set fue un día de campo para Stefanos, quien prácticamente borró de la cancha al monarca vigente.

De Miñaur, nueve del mundo, no pareció el mismo jugador que ha vencido a cuatro top tens este año. Aunque lo intentó en los primeros juegos, nunca logró encontrar la fórmula para darle alcance a su rival.

En el segundo parcial, la película fue completamente distinta. De Miñaur se mostró superior con tiros certeros que, aunados a lo errores no forzados de Stefanos, se conjuntaron para emparejar el duelo.

El set definitivo no decepcionó pues fue cuando realmente ambos mostraron su potencial.

En semifinales Alex se medirá a Jack Draper, quien venció por doble 6-2 a Miomir Kecmanovic.

El tenista de 22 años, quien aún no cosecha un título en el circuito se mostró dominante en su partido y accedió a la primera semifinal de su carrera en un ATP 500.

Con su triunfo, conseguido en una hora y 22 minutos Jack ascenderá del 50 al sitio 37 del ranking.

“Le he ganado las dos veces que nos hemos enfrentado ( Wimbledon y Tokio) pero ambos juegos fueron muy complicados, es un chico con mucho talento y puede darme un susto”, dijo De Miñaur sobre su próximo rival.

Aunque la afluencia en los partidos del día no fue la usual que en años anteriores, si fue superior a la de los primeros tres días de juego.

Fuera del complejo, al menos una decena de personas ofrecían entradas para el certamen.

“Boletos, boletos, zona platino a menor precio que en taquilla”, gritaban los ofertantes.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.