Ciudad de México. El fortísimo calor que azotó a la capital mexicana la tarde de este domingo fue el pretexto para refugiarse en el Salón Los Ángeles y bailar durante el concierto que reunió a Cumbia Stars, Joselito y su Orquesta, César y sus Esclavos y al músico, locutor y Dj. El Ale de la Guerrero.

La música inició con el ritmo del acordeón de la agrupación César y sus esclavos, originaria de la Ciudad de México y creada en 2010. De acuerdo con su página de Internet tiene la finalidad de “difundir la cumbia entre el público mexicano que, por desconocimiento o prejuicios, difícilmente se acerca a escucharla”.

El público, debido al calor, camisas de manga corta o guayaberas (los hombres) y las mujeres portaron vestidos con estampado florido. No faltaron quienes lucieron los típicos trajes de pachucos.

El músico, Dj y locutor de los programas de radio El gallito mañanero y La Musique en Virete por Capital 21, El Ale de la Guerrero evitó el silencio que ocurre entre el acomodo de los instrumentos de las bandas, con temas de figuras importantes de la cumbia, cómo la Lisandro Meza y Andrés Landeros.

Siguió la cumbia al estilo de Joselito y su Orquesta, que incluyó en sus instrumentos el trombón y contrabajo, los cuales le impregnaron un sonido más enérgico a sus temas y no faltó el grito: “¡cumbia hasta el lunes!” por parte de su vocalista.

Llegó el turno de los colombianos Cumbia Stars, que hicieron que los asistentes abandonaran sus asientos para inundar la pista de baile.

La joven agrupación tiene como respaldo al legendario sello Discos Fuentes; en su debut fue postulada a los premios Grammy Latinos a mejor álbum de Cumbia/ Vallenato en 2020.

El concierto se transformó en una fiesta, parejas bailando, uno que otro solo mientras que en la barra no paraban de servir las cervezas para aminorar el calor.

Los colombianos de Cumbia Stars fueron los encargados de cerrar el recital cumbiero en el salón Los Ángeles, aunque prometieron volver a tocar para el público mexicano en los próximos meses.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.