Ciudad de México. La economía mexicana frenó su dinamismo en el último trimestre de 2023, pero alcanzó un crecimiento de 3.1 por ciento frente a 2022, revelaron estimaciones oportunas del producto interno bruto (PIB) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El avance de la economía fue de 0.1 por ciento en el cuarto trimestre respecto al anterior, el más bajo desde el periodo julio a septiembre de 2021, lo que confirmó una ralentización de la actividad productiva; asimismo, resultó por debajo de las expectativas de 0.3 por ciento, pero acumuló nueve trimestres de avance consecutivos.

Durante el año pasado, el PIB registró un incremento de 3.1 por ciento y la economía mexicana superó las previsiones que se tuvieron al inicio de 2023, pues los analistas no daban un avance ni de uno por ciento.

Sin embargo, sorprendió la desaceleración drástica de la actividad productiva del país al cierre del año pasado, al pasar de un avance trimestral de uno por ciento en el tercer trimestre, a 0.1 por ciento en el último cuarto del año, así como de un crecimiento de 3.3 por ciento anual en el periodo julio-septiembre, a 2.4 por ciento anual en octubre-diciembre.

Por componentes, las actividades primarias presentaron una contracción trimestral de 1.1 por ciento durante octubre-diciembre del año pasado. Alejandro Saldaña, economista en jefe de Ve por Más, detalló que el sector agrícola resintió el efecto de las sequías en algunas regiones (norte y Bajío) y la desaceleración en la manufactura de alimentos, pero creció 2.1 por ciento en 2023.

Expectativas

Por su parte, las actividades secundarias no mostraron crecimiento respecto al trimestre previo, su peor desempeño desde el primer cuarto de 2021, cuando la economía todavía sufría afectaciones por la pandemia. Después de hilar 10 lecturas positivas, al tiempo que la producción manufacturera resintió el debilitamiento en la industria estadunidense y la construcción aparentemente se moderó, tras los fuertes avances de los trimestres anteriores. La industria creció 3.6 por ciento en 2023 respecto a 2022, impulsada por la rama de la construcción.

En tanto, las actividades de servicios y comercio crecieron 0.10 por ciento trimestral, su menor tasa desde el tercer trimestre de 2021. Para Saldaña, el incremento en el consumo privado, apoyado por bajos niveles de desempleo, y todavía algo del efecto reapertura, dieron soporte a las actividades terciarias a lo largo de 2023, logrando así aumentar 2.9 por ciento.

En su comparación anual, la economía mexicana avanzó 2.4 por ciento en el cuarto trimestre de 2023, y las actividades secundarias mostraron el mayor dinamismo, al crecer 3.1 por ciento frente al tercer trimestre del año pasado, le siguieron los servicios con un alza de 2.2 por ciento.

Así, en el acumulado de 2023, el crecimiento económico de México, de 3.1 por ciento, estuvo por debajo de la estimación de la Secretaría de Hacienda, que pronosticó un incremento cercano a 3.5 por ciento, mientras los analistas económicos consideraban un avance de entre 3.3 y 3.4 por ciento, por lo que quedó, según el dato oportuno, por debajo de dichas proyecciones.

El dato final, que se publicará el 22 de febrero, confirmará que la economía mexicana mostró solidez, pese al enfriamiento que registró a finales del año.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.