Washington. Miles de prestadores de servicios de transporte y de reparto de Estados Unidos y Reino Unido se declararon en huelga en pleno Día de San Valentín, para exigir mejores compensaciones y otros cambios a sus condiciones laborales.

En Estados Unidos, los conductores de Uber y Lyft pararon durante todo el día en Chicago; Filadelfia; Pittsburgh; Miami, Orlando y Tampa, Florida; así como en Hartford, Connecticut; Newark, Nueva Jersey; Austin, Texas y Providence, Rhode Island.

Los conductores también protestaron al mediodía en los aeropuertos de esas ciudades.

En este momento, miles de conductores de viajes compartidos con Justice for App Workers están en huelga en 10 ciudades de los Estados Unidos en la huelga de viajes compartidos más grande en la historia de Estados Unidos, y al menos una docena de ciudades más realizan acciones de solidaridad sin huelga”, subrayó Justice for App Workers en un comunicado a Reuters.

Uber minimiza impacto

Por su parte, Uber destacó no haber visto ningún impacto en sus operaciones por la huelga.

De hecho, en la mayoría de los mercados, hoy hay más conductores en las carreteras que durante el mismo periodo de la semana pasada”, dijo.

Reducción de ingresos

Los inconformes señalan que las plataformas de viajes compartidos y entrega de alimentos están cobrando sumas desproporcionadas de sus tarifas, lo que perjudica sus ingresos.

“Estas plataformas disminuyen continuamente las ganancias de los conductores año tras año como medio para demostrar que son rentables para los inversores y lograr que compren sus acciones”, acusó Shantwan Humphrey, un conductor de Dallas, Texas.

Contratistas independientes

Uber y Lyft acordaron el año pasado pagar 328 millones de dólares para resolver una investigación de varios años del estado de Nueva York sobre las empresas, en lo que la Fiscal General Letitia James calificó como el mayor acuerdo por robo de salarios en la historia de su oficina.

El mes pasado, el Departamento de Trabajo publicó una norma final que facilita a los trabajadores de la economía informal reclamar que son empleados. Los conductores de Uber y Lyft se consideran contratistas independientes.

Servicios de reparto en Reino Unido

En Reino Unido, unos tres mil conductores de los servicios de reparto Uber Eats, Deliveroo, Just Eat y Stuard apagaron sus aplicaciones y no realizaron entregas entre las 5 de la tarde y las 10 de la noche.

El grupo Delivery Job de Reino Unido, que convocó la huelga, publicó en Instagram que la huelga era una “oportunidad crucial para ser vistos y escuchados por la sociedad”.

Sin embargo, algunos conductores que hablaron con The Associated Press cuestionaron si la huelga era lo suficientemente larga para provocar un impacto financiero en el negocio.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.