Ciudad de México. La contundencia de Charlyn Corral marcó la diferencia en el estadio Olímpico Universitario. Su compatibilidad con el gol fue el mejor aliado de Pachuca para destrabar un partido parejo. Con doblete suyo, la goleadora fue la encargada de acabar con la racha en ascenso de Pumas (2-1) y mantener el invicto de las tuzas en la Liga MX Femenil.

Otra vez en su horario habitual, el de medio día, las felinas se presentaron en casa. 

La misión era clara, acabar con el paso imbatible de la hidalguense e imponerse a un equipo que no vencían desde hace casi dos años. La última vez fue el 5 de marzo del 2022. 

Con dos victorias consecutivas, era el mejor momento de las auriazules para acabar con el dominio de la contrarias.

En el terreno de juego, Pumas tomó el control en los primeros minutos de juego.Explotaron las bandas e incomodaron a las rivales con el desequilibrio de Deneisha Blackwood y Aerial Chavarin.

Encontraron la fórmula para controlar a Charly Corral. Sin embargo, la misma Charly encontró la manera de inquietar a las locales. Se la ingenió y provocó un penal en un tiro de esquina.

Así, la seleccionada nacional pidió el balón y tuvo su primera oportunidad de cara a la portería. No obstante, su disparo sin mucha fuerza y al centro, fue atajado por Heidi González (27′).

La falla no fue impedimento para que Corral dejará de intentar y buscar su sexta anotación. Al contrario, fue un reto para la artillera, a quien le bastaron ocho minutos para sacudirse su error con un remate sólido dentro del área.

Está vez la experimentada futbolista fue certera y abrió el marcador consecuencia de una marca deficiente de la zaga universitaria.

Con las hidalguenses tomando mayor ritmo, los esfuerzos aislados de Deneisha Blackwood tuvieron su recompensa. La jamaiquina, la que más había intentado del lado de Pumas, empató la pizarra en una jugada individual y en profundidad de Stephanie Riveiro.

Antes del descanso, las tuzas tuvieron a su merced el tanto del desempate, pero Heidi lo impidió una vez más. En un mano a mano con Chinwendu Ihezuo, la cancerbera bloqueó el disparo de la nigeriana y reaccionó por segunda ocasión para desviar un contraremate.

Los gritos de “portera, portera” entonces cobraron fuerza en el inmueble.

El complemento se desarrolló con dos planteles mejor posicionados. Con escasos balones en las áreas rivales, una individualidad marcó la diferencia. La técnica de Charlyn le dio un giro al enfrentamiento. Con el instinto goleador que la caracteriza, impactó desde larga distancia y colocó el balón donde quería, en el ángulo.

Lo mejor de Pumas en la recta final fueron las atajadas de Heidi González

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.