Sao Paulo. El ministro de Hacienda brasileño, Fernando Haddad, urgió este jueves a sus colegas del grupo de las mayores 20 economías del mundo (G20), entre las que se encuentra México, a trazar un plan de acción internacional para que los multimillonarios paguen su “justa” contribución impositiva, de cara a su próxima reunión en julio.

“A pesar de los avances recientes, es un hecho incuestionable que los multimillonarios del mundo continúan evadiendo nuestros sistemas fiscales mediante una serie de estrategias”, dijo Haddad, al inicio del segundo día del encuentro de autoridades económicas del G20 en Sao Paulo.

“Colegas, sinceramente me pregunto cómo nosotros, los ministros de Finanzas del G20, permitimos que continúe una situación como esta”, agregó, presente en el auditorio tras recuperarse de covid-19 y ausentarse la víspera.

Brasil buscará una Declaración del G20 sobre tributación internacional

Brasil “buscará elaborar una Declaración del G20 sobre tributación internacional” para la próxima reunión ministerial en julio, señaló Haddad.

La potencia sudamericana sucedió a India en diciembre en la presidencia rotativa del grupo, cuyos miembros representan 80 por ciento de la economía global.

Brasil presiona al grupo para cooperar en política tributaria, en medio de discusiones globales sobre la llamada “carrera hacia el abismo”, donde algunos países cortejan a las corporaciones y a los súper ricos con tasas impositivas ultrabajas.

Antecedente

En 2021, los ministros de Finanzas del G20 respaldaron una reforma fiscal global basada en dos “pilares”. Por un lado, resolvieron gravar a las grandes multinacionales, especialmente a las tecnológicas, sin importar dónde realicen sus ventas, para evitar la “evasión fiscal digital”; por otro, acordaron imponer una tasa mínima de 15 por ciento, independientemente de dónde tengan su sede fiscal las empresas.

Los países se encuentran en diferentes etapas de implementación de esas reformas.

Algunos presionan ahora por un “tercer pilar”, que abordaría la evasión fiscal por parte de los multimillonarios.

Haddad citó un informe reciente del Observatorio Fiscal de la Unión Europea, que mostró que los más acaudalados del mundo consiguen pagar tasas impositivas de entre 0 y 0.5 por ciento sobre su riqueza, en gran medida mediante el uso de empresas fantasma.

“Si actuamos juntos, tenemos la capacidad de hacer que estos pocos individuos contribuyan en nuestras sociedades y al desarrollo sostenible del planeta”, indicó Haddad, cercano al presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Esto “podría ser clave para resolver muchos de los desafíos que afrontamos”, agregó.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, dijo el miércoles que su país busca “acelerar” las negociaciones internacionales por impuestos mínimos para los ricos.

Brasil invitó a una serie de oradores a abordar el tema en la reunión, incluido el economista francés Gabriel Zucman, un experto en el vínculo entre evasión fiscal y desigualdad.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.