San Francisco. La más reciente de una serie de tormentas invernales llegó el domingo al norte de California, lo que desató avisos de los meteorólogos ante posibles inundaciones, caída de granizo, fuertes vientos e incluso breves tornados a medida que el sistema se desplaza hacia el sur en los próximos días.

Las ráfagas de viento superaron los 48 kilómetros por hora en Oakland y San José, mientras un leve frente frío le abría paso el sábado a una tormenta más potente que ganará fuerza a primeras horas del lunes, dijo el meteorólogo Brayden Murdock de la oficina del Servicio Meteorológico Nacional en San Francisco.

“Los vientos ya están aquí y se están fortaleciendo y las lluvias les seguirán rápidamente”, dijo el domingo por la tarde.

La costa central de California está en riesgo de “inundaciones significativas”, con hasta 12 centímetros de lluvia prevista para muchas áreas, según el servicio meteorológico. Es posible que se registren precipitaciones aisladas de hasta 25 cm en las sierras de Santa Lucía y Santa Ynez a medida que la tormenta avance en dirección a Los Ángeles.

Las tormentas eléctricas en los valles que rodean la capital del estado podrían traer el lunes “breves tornados, grandes cantidades de granizo pequeño, lluvia intensa, relámpagos y ráfagas de viento”, advirtió la oficina del servicio meteorológico en Sacramento a través de X.

Se tiene previsto que la reciente tormenta avance más rápido que el devastador río atmosférico que se estacionó sobre el sur de California a principios de este mes y que inundó los caminos, provocó cientos de aludes y causó la muerte de por lo menos nueve personas.

“No es la configuración ideal para un río atmosférico, pero tiene algunas de las características”, incluida una franja de humedad subtropical en la retaguardia de la tormenta, dijo Murdock. “Fuera de eso, no es más que un frente frío”.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.