Ciudad de Panamá. Panamá presentó este miércoles el proyecto de un “Canal Seco Multimodal” para mover carga entre los océanos Pacífico y Atlántico, ante la falta de agua que obligó a reducir el cruce de buques por su centenario cauce marítimo.

El Canal Seco, que complementará al Canal de Panamá, no requiere inversiones, pues operará mediante la articulación de la red existente de carreteras, ferrocarriles, instalaciones portuarias, aeropuertos y zonas francas, en una nueva “jurisdicción especial aduanera”, explicó Rodolfo Samuda, director de Asuntos Logísticos del Ministerio de la Presidencia, en la presentación del proyecto.

El decreto de creación de la nueva jurisdicción aduanera ya fue promulgado por el presidente panameño, Laurentino Cortizo, y reduce los trámites en el transporte de carga por tierra a través del istmo.

“Hoy queremos dar a conocer el esfuerzo del gobierno nacional por complementar el Canal de Panamá con el establecimiento del Canal Seco”, dijo el director del estatal Instituto de Planificación para el Desarrollo, Guillermo Salazar.

El Canal Seco para no perder mercado

El Canal Seco fue impulsado por el gobierno panameño luego de que el cauce interoceánico, que mueve 6 por ciento del comercio marítimo mundial, redujera el año pasado el tránsito de buques debido a la sequía provocada por el fenómeno de El Niño.

Ahora circulan 27 naves al día, en vez de las 39 que cruzaban antes. El Canal de 80 kilómetros de longitud también redujo el calado de los buques a 44 pies (13.4 metros), dos menos de lo permitido anteriormente.

“Esto tiene que ver con la disminución del número de cruces de buques; esto (el Canal Seco) es un complemento para resolver este tipo de dificultades que se le está presentando a usuarios del Canal de Panamá”, explicó Salazar al presentar el proyecto ante el cuerpo diplomático y organismos internacionales en el anfiteatro de la cancillería.

Foto Afp

Con esta iniciativa Panamá podría evitar el desvío de carga a otros países ante las restricciones de tránsito en el cauce interoceánico, cuyos principales usuarios son Estados Unidos, China, Japón y Corea del Sur.

México inauguró en diciembre un ferrocarril Interoceánico que pretende ser alternativa al Canal de Panamá. Además, Honduras presentó en febrero un ambicioso proyecto de un tren de carga entre el Pacífico y el Atlántico, aunque carece por ahora del financiamiento para construirlo.

Agua dulce

A diferencia del Canal de Suez, el cauce panameño funciona con agua dulce aportada por las lluvias tropicales, anteriormente muy abundantes, que son almacenadas en dos lagos artificiales.

El cauce posee un sistema de esclusas para elevar y bajar las naves en su paso por el istmo. Por el cruce de cada buque se vierten 200 millones de litros de agua dulce al mar.

Las restricciones de circulación ocasionaron que algunos días se acumularan más de cien buques a la espera de poder ingresar al Canal. Para evitar la demora en el cruce, algunos buques pagaron hasta cuatro millones de dólares en una subasta, además del precio del peaje.

Con el Canal Seco las autoridades panameñas esperan que aumente el tráfico de contenedores de 8.5 millones al año a más de diez millones, dijo Samuda.

Foto Afp

También esperan potenciar el movimiento de carga por el aeropuerto internacional de Tocumen, que ahora es un gran centro de distribución de pasajeros, pero no de mercancías.

“Lo que estamos haciendo es complementar también las operaciones para que nuestro comercio exterior siga funcionando y nuestra logística sea competitiva”, expresó Samuda.

Desde 1513

El secretario para la Competitividad, José Alejandro Rojas, destacó que “el Canal Seco no es algo nuevo, está ahí y existe desde hace más de 500 años”, desde que el conquistador español Vasco Núñez de Balboa descubrió en 1513 el Mar del Sur (océano Pacífico).

“Desde ese momento el Canal Seco empezó a implementarse”, afirmó Rojas, quien recordó que durante la colonia, los cargamentos de oro de Perú llegaban a la Ciudad de Panamá por barco, desde donde cruzaban en mulas al Caribe para ser embarcados a España.

Recordó también que por el estímulo de la fiebre del oro en California en 1849, en Panamá se construyó un ferrocarril entre la capital, situada a orillas del Pacífico, y el Caribe. Fue el primer tren transcontinental del mundo, comenzó a circular en 1855 y todavía funciona.

El Canal Seco lleva el nombre del difunto general Omar Torrijos, quien firmó en 1977 con el entonces presidente estadunidense Jimmy Carter los tratados para la entrega del Canal a Panamá a finales de 1999.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.