Ciudad de México. La junta de gobierno del Banco de México (BdeM) mantuvo este jueves de manera unánime en 11.25 por ciento la tasa de interés de referencia, es decir, la que determina el costo al que se financian empresas y familias en el país.

El banco central señaló en un comunicado que desde su última reunión de política monetaria (este es el primer anuncio de 2024) la inflación general anual exhibió un ajuste al alza. En enero se ubicó en 4.88 por ciento.

La junta de gobierno indicó que evaluó los efectos de los choques sobre la inflación y sus determinantes, así como el comportamiento de las expectativas de mediano y largo plazos y el proceso de formación de precios.

Tras ello reconoció que hay un proceso desinflacionario en el país; no obstante, advirtió que el panorama sigue implicando retos.

“Con base en lo anterior y tomando en cuenta la postura monetaria ya alcanzada y la persistencia de los choques que se enfrentan, la junta de gobierno, con la presencia de todos sus miembros, decidió por unanimidad mantener el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 11.25 por ciento”, señala el comunicado.

Ante este escenario la junta de gobierno del banco central revisó ligeramente al alza los pronósticos de inflación en el corto plazo, esto debido a choques de oferta en algunos productos particulares del componente no subyacente, es decir, la que no toma en cuenta a productos de alta volatilidad como los energéticos.

No obstante, el BdeM sigue anticipando que la inflación general converja a la meta de 3 por ciento con una tolerancia de un punto porcentual hacia arriba o hacia abajo en el segundo trimestre de 2025.

Asimismo, advirtió que los pronósticos están sujetos a riesgos a la alza, como la persistencia de la inflación subyacente en niveles elevados; la depreciación cambiaria; mayores presiones de costos; que la economía muestre una resiliencia mayor a la esperada; afectaciones climáticas; y escalamiento de conflictos geopolíticos.

Indicó que en las siguientes reuniones evaluará, en función de la información disponible, la posibilidad de ajustar la tasa de referencia. Tomará en cuenta el progreso en el panorama inflacionario y los retos que aún prevalecen. Considerará la incidencia de la postura monetaria restrictiva que se ha mantenido y la que siga imperando sobre la evolución de la inflación a lo largo del horizonte en el que opera la política monetaria.

“Las acciones que se implementen serán tales que la tasa de referencia sea congruente, en todo momento con la trayectoria requerida para propiciar la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta de 3 por ciento en el plazo previsto. El banco central reafirma su compromiso con su mandato prioritario y la necesidad de perseverar en sus esfuerzos por consolidar un entorno de inflación baja y estable”, concluyó.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.