Madrid. Space X tiene previsto lanzar el 14 de febrero desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida, el primer aterrizador construido por Intuitive Machines con destino a la superficie lunar.

Se trata del segundo intento de Estados Unidos en pocas semanas de regresar a la Luna, de momento con misiones robóticas, después de la finalización del programa Apolo hace medio siglo.

El 8 de enero fue lanzado el módulo de aterrizaje Peregrine de Astrobotic, pero la pérdida de combustible de la nave impidió que llegase a su destino, lo que estaba previsto el 23 de febrero.

Ambas misiones son parte de la iniciativa de la NASA de Servicios Comerciales de Carga Lunar (CLPS), por el cual contrata con empresas privadas la construcción y lanzamiento de las naves.

El primer vuelo de Intuitive Machines, IM-1, utilizará el módulo de aterrizaje lunar Nova-C de la compañía y está programado para aterrizar el 22 de febrero en la región del Polo Sur de la Luna, informa la NASA.

El vuelo llevará seis cargas útiles de la NASA que se centrarán en las interacciones entre la columna y la superficie, las interacciones entre el clima espacial y la superficie lunar, la radioastronomía, las tecnologías de aterrizaje de precisión y un nodo de comunicación y navegación para futuras tecnologías de navegación autónoma.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.