Los Ángeles. El mexicano Julio Urías, ex lanzador de los Dodgers de Los Ángeles, ha sido acusado de cinco cargos derivados de su arresto en septiembre, bajo la sospecha de conducta violenta con su pareja, informaron el martes las autoridades.

Para el próximo dos de mayo quedó prevista la audiencia donde se le notificarán formalmente las acusaciones al pitcher de 27 años, quien es acusado, de acuerdo con la Fiscalía de la Ciudad de Los Ángeles, por cargos de violencia doméstica, retención ilegal de una persona, golpes y agresión a su pareja. 

La oficina de las Grandes Ligas suspendió a Urías por tiempo indefinido después de su detención frente al BMO Stadium de Los Ángeles, donde asistía a un partido de fútbol de la MLS. Al comienzo, la policía fue alertada por un ciudadano que reportó un altercado entre un hombre y una mujer.

Agentes del Departamento de Seguridad Pública arrestaron a Urías por la sospecha de violencia doméstica.

La Fiscalía de Distrito del condado de Los Ángeles decidió en enero no presentar cargos graves, y transfirió el caso a las autoridades de la ciudad para que contemplara acusaciones menores.

De acuerdo con un documento de la fiscalía de distrito, Urías discutía con su esposa cuando “la empujó contra una cerca y tiró de su cabello u hombros”. Pero el informe indicó: “ni las lesiones de la víctima ni los antecedentes penales del acusado justifican la presentación de cargos graves”.

Urías se declaró agente libre después de la Serie Mundial. Pasó los primeros ocho años de su carrera con los Dodgers.

La suspensión se impuso bajo las políticas de las Grandes Ligas sobre violencia doméstica, agresión sexual y abuso infantil, adoptada mediante un acuerdo con el sindicato de peloteros. Esa medida podría anteceder a una suspensión sin goce de sueldo.

Bajo la medida aplicada a Urías, el pelotero puede seguir devengando su paga pero no puede jugar.

Mediante un comunicado emitido el martes, las mayores informaron que su investigación sigue en curso, pero se negaron a emitir más comentarios.

Incluso si Urías no es declarado culpable, las Grandes Ligas podrían suspender al zurdo de 27 años, en caso de concluir que infringió sus políticas.

Urías fue arrestado también en mayo de 2019, bajo sospecha de violencia doméstica. Las Grandes Ligas lo suspendieron 20 juegos. Ningún pelotero ha sido suspendido dos veces bajo la política de las mayores sobre violencia doméstica.

Compartir
2024 © México Times. Reservados todos los derechos.